Lili: todos ganamos algo

Colaboración de Ricardo E. Trelles

Noviembre de 1996
(Ese año el ciclón Lili produjo serios daños en Cuba, muchos exiliados recogieron ayuda y la enviaron mediante los representantes del Vaticano, el régimen procesó los artículos para eliminar mensajes de los donantes...)

Obtener documento – Download document


El régimen:
Demostró que todavía puede exhibir su insensibiliad social y su totalitarismo, sin que la oposición sepa aprovecharse de ello.

La iglesia:
Ejerció su habilidad para entenderse con casi cualquier régimen con tal de avanzar su agenda.

La oposición tremendista:
Pudo ver un ejemplo en que estrechando lazos con el pueblo en la Isla se hace daño al régimen, a la inversa que enfrentándonos.

El pueblo exiliado:
Se demostró a sí mismo que puede ejercer su sensibilidad humana a pesar del clima tradicional de los tremendistas.

Quienes ya entendimos que el futuro de Cuba exige soluciones civilistas:
Vimos unos pasitos de acción civilista y política inteligente.

El pueblo en Cuba:
Conoció algo mejor a todas las partes.

¿Seremos capaces de seguir avanzando sin más Lilis? Yo creo que sí.


Página principal MHECnet.org