Confiar en el hombre

Respuesta a artículo Confiar en Dios por Obet Matos, de ANP, Cuba

Agosto de 1997
Artículo íntegro al final.

Obtener documento – Download document


Estimado compatriota Obet Matos:

Como, muy desafortundamente, la comunicación hacia la Isla es mucho más difícil que la de desde ella, seguramente recibirás esta contestación a tu artículo tarde o nunca. De todas formas, por la importancia del tema, al menos a muchos otros podrían serles útil estas observaciones.

Inicialmente iba a dejar, sin participar, que te desahogaras a tu manera con este artículo, de lenguaje contorsivo y nebuloso, típico de la literatura mística. Es una realidad que entre nosotros hay una mayoria que no sabe qué hacer (todavía) frente a la gran tragedia que es el régimen que padecemos. Por lo que es usual ver las formas de alivo e ilusión más variadas.

Hasta que en tu artículo llegué a la afirmación "Maldito el hombre que en el hombre confía", la cual me alarma pensar que la biblia judeo-cristiana haya llegado tan lejos como para efectivamente incluírla.

Estimado Obet, te recomiendo y te pido que pongas tus ojos fijamente en el hombre: en el resto de nosotros y en ti mismo.

Son algunos de nosotros (muy pocos en realidad) los principales causantes de casi todos los males que padeces tú, tus seres queridos y tu sociedad. Causantes que lo son casi exclusivamente porque el resto no hubo de valorar su potencial humano (mayormente para el bien, pero también para el mal) y no los trató y educó debidamente. Hasta los extraños casos residuales de sicopatía antisocial quedan anulados si reciben la debida atención.

Somos la mayoría de nosotros los únicos que podemos, tenemos y vamos a generar todo el bien que tú, tus seres queridos y tu sociedad necesitan.

Confía en el ser humano, siempre, para todo, estimado Obet. Espéralo todo del ser humano, estimado Obet, porque es el ser humano quien te ha dado todo lo que tienes (¡hasta tu religión!) y es el único que te dará lo que te falte por tener.

El caso de la tragedia social cubana no es más que un caso en que se cumplen estos conceptos generales.

El resto de nosotros dejó (repito, porque no valoramos y atendimos como corresponde al prójimo humano) que un grupito degenerara en pícaros abusadores que se hicieron con el control del país.

Todos (incluyendo a casi todos los colaboradores del régimen) seguimos sufriendo la situación creada porque todavía no valoramos la importancia de todos nosotros, que con la modesta actitud individual de todos o de muchos podemos hacer inoperante el control de ese grupito de pícaros, y podemos echar nuestra sociedad humana, nuestra nación, nuestra Cuba, adelante.

Mucho cuidado, estimado Obet, con quienes no quieren, porque creen que no les conviene, que centremos nuestra atención y confianza en quien es nuestra fuente y nuestro fin de todo: el hombre.

Muy atentamente,
Tu,

Ricardo E. Trelles
MHEC



Confiar en Dios.  Por Obet Matos Rodriguez, ANP

El Salmo dice: "Por que te jactas de maldad, o poderoso? La misericordia
de Dios es continua.  Agravio, maquina to lengua, como navaja afilada
hacen dano.  Amaste mas el mal que el bien, la mentira mas que la
verdad.  Has llamado toda suerte de palabras perniciosas y enganosas es
tu lengua.  Por tanto, Dios te destruira para siempre.  Te asolara y te
arrancara y te desairragara de la tierra de los vivients.  He aqui el
hombre que no puso en Dios los talentos, sino que mantiene la condicion
de su existencia, se mantuvo en su maldad.  Pero yo estoy como olivo,
verde en la casa de Dios, en la misericordia de Dios, eternamente y para
siempre".

El dolar americano existe:
"In God we Trust" Nosotros confiamos en Dios, y es cierto que los
primeros norteamricanos lo hicieron de tal manera que lo dejaron todo
hasta sus propias vidas por defender a Jesucristo, porque habian
conocido el valor de depender completamente del Senor.  La Biblia se
convirtio para ellos en un libro que estaba presente en todos los
lugares publicos.  Y de sus ensenanzas construyeron la sociedad de ese
pais.  De ella sacaron el valor y el coraje para obtener su libertad.
Mas tarde fue la base y el fundamento de la constitucion de la
republica.

Confiar en Dios era para ellos tan normal como levantarse cada manana y
asi ensenaron a sus hijo en los hogares.  Por eso esta nacion es hoy la
que mas misioneros a enviado al mundo entero y que al mismo tiempo la
mas prospera de la tierra.  Si porque un viejo proverbio dice: "confia
en tu dinero y te arruinaras y progresaras como un arbol".  Y si del
dolar se trata, Dios ha permitido que sea la moneda mas codiciada y que
se franquea por toda la tierra llevando este mensaje, diciendole a la
gente que confien en Dios.

Por otra parte las naciones que han rechazado a Dios como su centro has
caido inexorablemente como la Union Sovietica y otros que le volvieron
la cara al Creador y no lo tuvieron en cuenta para resolver sus
problemas.  Todo lo contrario, tienen su esperanza en el dinero o en los
atomos para que se cumpliera lo que dice la Biblia: "Maldito el hombre
que en el hombre confia".

Si, el sistema es uno de los que mas se oponen a que la gente crea en
Dios.  El ateismo en cambio lleva impreso el tetrico mensaje: "patria o
muerte".  Buscando con ello el odio que nos garantiza la muerte y eso es
algo que sea una moneda nada cristiana.  Su valor estar en el infierno.
Dinero bajo maldicion, que nos condena porque con ello llevamos en los
bolsillos cada dia nuestra sentencia.  Todo por un gobernante que
invirtio el orden divino para establecer el suyo propio y todo el que
hace eso es cada vez mas diabolico, trayendo consigo las tragica miseria
que hunde a la nacion en el lodo.

Tan es asi, que los gobiernos del mundo que quieren entrenar a sus
ciudadanos para matar y hacer actos terroristas los traen para Cuba,
como si esto fuera la guarida del diablo y de bandidos o el vertedero
del mundo.  Aqui es donde mas se anuncia la muerte.

(Aunque)en Cuba se destroza la creencia,  el sigue siendo necesario para
que los ciudadanos tengan el control de sus propias vidas, de sus
hogares, y para manejar con exito a la sociedad.  Porque todo el que no
tiene el temor de Dios se transforma en algo inhumano, y el vivir diario 
se ha hecho ingobernable.

Si queremos que nuestro pais vuelva a florecer tenemos que ensenar a la
gente a confiar en Dios, a poner a Cristo como fundamento de nuestra
sociedad y a buscar la fe enprimer lugar y las demas cosas se daran de
intercambio.

Asi volveremos a ser como el olivo verde, bajo el control del Soberano
de todas las naciones y pueda bendecir este pais.  Que el Senor pueda
decir "A los que han puesto en mi su confianza, yo los librare y los
pondre en alto, porque han bendecido mi nombre".  FIN
______________________________________

Articulo de Obet Matos que fue distribuido por
CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
E-mail: mailbox@cubafreepress.org
http://www.cubafreepress.org

Página principal MHECnet.org